top of page

Decálogo de derechos de los niños que no figuran en la ONU




Como les conté en el podcast del resumen del libro Hiperpaternidad de Eva Millet, les dejo este decálogo que mi mamá nos leía durante los almuerzos, y que nos hacía estudiar y repetir cuando era oportuno.


Es sacado de un escrito del columnista estadounidense John Rosemont sobre “El llamado al poder de los padres”:


Los niños tienen los siguientes derechos:


1-Escuchar decir a sus padres, por lo menos tres veces por día, una palabra esencial para la formación de su carácter: NO.


2-Descubrir precozmente en sus vidas que sus padres no están allí para hacerlos felices, sino para ofrecerles la oportunidad de aprender las habilidades que ellos –los niños- necesitarán para poder hacerse felices a sí mismos.


3-Protestar a voluntad sobre las decisiones de sus padres, quienes, a su vez, tienen el derecho de restringir esas protestas a ciertas áreas de sus hogares.


4-Advertir precozmente que sus padres se preocupan mucho de ellos, pero que no viven pendientes de la opinión que, minuto a minuto, los hijos se forman sobre los padres.


5-Escuchar a sus padres afirmar, en forma habitual y frecuente: “Porque yo lo digo”, porque es la verdad, toda la verdad y nada mas que la verdad.


6-Compartir activamente las labores domésticas porque es una de las actividades más importantes para construir el carácter a la que se puede dedicar un niño.


7-Descubrir tempranamente en su vida que no son el centro del universo, ni siquiera de la vida de sus familias o de sus padres, que no son peces grandes en una pecera pequeña, que no son el Mesías y que ni siquiera son, en el esquema general de las cosas, muy importantes – nadie lo es - lo que permitirá evitar que se conviertan en criaturas insufribles.


8-Aprender a ser agradecidos por lo que reciben. Tienen el derecho de recibir todo lo que realmente necesitan y muy poco de lo que simplemente quieren.


9-Aprender precozmente que la obediencia a la autoridad legítima no es optativa y que la desobediencia genera consecuencias.


10-Todos los niños tienen el derecho de que sus padres los quieran tanto como para garantizar que ellos – los niños – puedan disfrutar de todos los derechos anteriores.



¡Espero que puedan poner este decálogo en un lugar visible de la casa!

¡Nos vemos en el próximo post!



70 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page